25 datos curiosos sobre el Ébola que debes conocer

Escrito por Ben Reina

Tecnólogo y apasionado por la ciencia

El Ébola, oficialmente conocido como enfermedad por el virus del Ébola (EVE) o fiebre hemorrágica del Ébola (FHE), es una enfermedad causada por uno de los cinco virus del Ébola diferentes. Cuatro de las cepas pueden causar enfermedad grave en humanos y animales, mientras que la quinta, llamada virus Reston, no es patógeno para los humanos.

Origen y brotes del Ébola

El primer brote conocido de la enfermedad ocurrió en 1976 en Zaire, hoy en día la República Democrática del Congo, y fue nombrado después del río Ébola, donde se cree que las primeras personas se infectaron. Desde entonces, ha habido varios brotes de Ébola en África, con una tasa de mortalidad que varía del 25 al 90 por ciento, y aproximadamente la mitad de las personas infectadas mueren. Estos episodios han contribuido a las numerosas curiosidades del Ébola que han capturado la atención mundial.

Síntomas y transmisión del Ébola

Los primeros síntomas del Ébola, como dolor de garganta, dolor muscular y dolor de cabeza, son similares a otras infecciones virales, lo que dificulta el diagnóstico temprano. Los síntomas posteriores, que aparecen en unos pocos días, incluyen vómitos, diarrea y falla de órganos, con algunos casos de hemorragia interna y externa. Los primeros síntomas generalmente aparecen de 8 a 10 días después de la exposición al virus, pero el período de incubación puede durar hasta 21 días.

El Ébola se transmite por contacto con sangre u otros fluidos corporales, lo que significa que no se transmite por vía aérea como la gripe. Sin embargo, existe riesgo de exposición a través de gotas de saliva en proximidad inmediata. Por lo tanto, se requieren precauciones sanitarias, ropa protectora y entornos estériles para aquellos en contacto con personas infectadas. Esta característica de transmisión es una de las curiosidades del Ébola que a menudo sorprende a quienes aprenden sobre la enfermedad.

Impacto del Ébola

El virus del Ébola puede ser mortal tanto para los humanos como para algunos animales, particularmente primates como los chimpancés y gorilas. Se estima que hasta ahora ha causado la muerte de alrededor de 5000 gorilas. Los murciélagos frugívoros se consideran los portadores normales del virus y se cree que pueden transmitirlo a otros animales e incluso a los humanos.

INTERESANTE:   25 Cosas Increíbles que Suenan a Locura (¡Pero Son Realidad!)

Prevención y tratamiento del Ébola

Actualmente no existen vacunas contra el Ébola, pero se están evaluando varios candidatos potenciales. La investigación y pruebas de vacunas han sido controvertidas debido a la disminución y peligro de extinción de la población de simios, en los que generalmente se llevan a cabo las pruebas.

El Ébola puede ser eliminado con calor, ya que el virus muere cuando se calienta a temperaturas elevadas. Sin embargo, puede sobrevivir y propagarse en climas fríos, y las bajas temperaturas hacen que el virus sea aún más persistente. Este es otro ejemplo de las curiosidades del Ébola que se deben tener en cuenta al tratar de comprender y combatir el virus.

El Ébola fuera de África

En el brote actual de Ébola, personas fuera de África han contraído la enfermedad por primera vez. El caso más conocido fue el de una enfermera española que se recuperó después de cuidar a un sacerdote repatriado de África occidental.

El Ébola también se ha clasificado como un agente de bioterrorismo de categoría A por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, lo que indica que tiene el potencial de ser utilizado como arma en la guerra biológica. Los principales aeropuertos internacionales de Estados Unidos ahora revisan a los pasajeros que llegan de países afectados en busca de exposición al Ébola.

Estudios médicos recientes sugieren que los hábitos de hipo también pueden ser uno de los primeros signos distintivos del Ébola en comparación con otras enfermedades virales. Los médicos también estiman que por cada cuatro casos de Ébola conocidos, puede haber hasta seis casos no detectados. Estas y otras curiosidades del Ébola resaltan la complejidad de esta enfermedad y la importancia de seguir investigando para entenderla mejor y encontrar formas efectivas de prevenirla y tratarla.