Refutando a favor de la legalización de la marihuana

Escrito por 72ykh

Tecnólogo y apasionado por la ciencia

En todo el mundo, la marihuana se está despenalizando o incluso legalizando. Sin embargo, el debate en línea a menudo resta importancia al lado dañino de la marihuana. En este artículo, exploraremos los tres argumentos más poderosos contra la legalización de la marihuana.

Argumento n.° 1: mayor potencia

En las últimas décadas, la marihuana se ha vuelto mucho más potente. El principal ingrediente activo, el THC, está fuertemente relacionado con la psicosis. Mientras tanto, el CBD, que contrarresta este efecto, se ha reducido en la marihuana. Las pruebas han demostrado que la proporción de THC a CBD ha cambiado significativamente, aumentando el riesgo de psicosis. Si bien el riesgo es mayor para quienes ya están predispuestos a la psicosis, no está claro qué tan alto es el riesgo para la población general.

Un argumento en contra de la legalización es que el acceso a la marihuana aumentaría el riesgo de psicosis inducida por la marihuana. Sin embargo, es importante considerar que la prohibición a menudo conduce a drogas ilegales más fuertes y potentes. El ejemplo de la prohibición del alcohol en Estados Unidos lo ilustra, donde los licores fuertes se convirtieron en la norma. De manera similar, con la prohibición de la marihuana, los consumidores se limitan a variedades muy potentes. La legalización permitiría opciones y regulaciones más seguras.

Argumento #2: Droga de entrada

Otro argumento contra la legalización es que la marihuana es una droga de entrada. La preocupación es que la legalización de la marihuana conduzca a un aumento en el uso de drogas más peligrosas. Sin embargo, los estudios han demostrado que la verdadera puerta de entrada al consumo de drogas suele ser el tabaquismo. Empezar a fumar a una edad temprana aumenta la probabilidad de consumir drogas ilegales.

Además, la gente no consume drogas simplemente porque sean legales o ilegales. Las causas subyacentes de la adicción a las drogas incluyen varios factores como el trauma infantil, el estatus social y la depresión. Castigar a las personas por sus mecanismos de afrontamiento poco saludables no aborda estas causas subyacentes. El enfoque de Portugal de despenalizar el consumo de drogas y centrarse en campañas de salud ha dado resultados positivos en la reducción del consumo de drogas y las consecuencias negativas relacionadas.

INTERESANTE:   La lucha contra la deforestación: estrategias y herramientas

Argumento n.° 3: Adicción y problemas de salud

La adicción a la marihuana, aunque más psicológica que física, es un problema real. La demanda de tratamiento para la adicción a la marihuana ha aumentado significativamente en los últimos años. Los niveles más altos de THC se han relacionado con la adicción y efectos negativos para la salud, como aumento de la presión arterial y problemas pulmonares.

Sin embargo, es importante señalar que la investigación sobre los efectos de la marihuana en la salud aún no es concluyente. Se necesita más financiación para la investigación, algo difícil de conseguir mientras la marihuana siga siendo ilegal. Además, en comparación con el alcohol y el tabaco, que son legales y extremadamente peligrosos, las consecuencias negativas de la marihuana parecen menos graves.

Conclusión

La marihuana no es una droga inofensiva y no se deben descartar sus consecuencias negativas. Sin embargo, la legalización y la regulación proporcionan una manera de proteger a la sociedad de estas consecuencias. Al asumir la responsabilidad y permitir la investigación, podemos comprender mejor los riesgos que plantea la marihuana y quiénes son los más afectados. Además, la legalización crea incentivos para proteger a los jóvenes y ejercer control sobre la droga. Legalización no significa respaldo, sino más bien reconocer y gestionar los riesgos que presenta.