La física detrás de la radiación electromagnética: cómo se genera y cómo interactúa con la materia

Escrito por Ben Reina

Tecnólogo y apasionado por la ciencia

La radiación electromagnética es una forma de energía que se transmite a través del espacio y que se encuentra presente en nuestro día a día. Las ondas electromagnéticas pueden ser producidas por una variedad de fuentes, desde la luz del sol y los rayos X hasta las ondas de radio y los teléfonos móviles.

¿Cómo se genera la radiación electromagnética?

La radiación electromagnética se genera cuando una carga eléctrica se acelera o cambia de dirección. Esto puede ocurrir en una variedad de situaciones, como cuando los electrones en un átomo cambian de orbitales o cuando las partículas cargadas interactúan en un campo magnético.

Una de las formas más comunes de producir radiación electromagnética es a través de la vibración de las cargas eléctricas en un objeto, como una antena. Cuando una corriente eléctrica fluye a través de una antena, las cargas eléctricas se mueven hacia adelante y hacia atrás, creando una onda electromagnética que se irradia desde la antena.

¿Cómo interactúa la radiación electromagnética con la materia?

La radiación electromagnética puede interactuar con la materia de varias maneras diferentes, dependiendo de la energía y la frecuencia de la onda.

En algunos casos, la radiación electromagnética puede ser absorbida por la materia, mientras que en otros casos puede ser reflejada o transmitida a través del objeto.

Cuando la radiación electromagnética es absorbida por la materia, puede causar que los átomos en el objeto se exciten y salten a un nivel de energía superior. Esto puede tener un efecto visible, como cuando un objeto se calienta al absorber la radiación infrarroja del sol.

En otros casos, la radiación electromagnética puede ser reflejada por la materia, lo que significa que rebota en la superficie del objeto y se refleja de vuelta hacia su fuente. Este proceso es lo que permite que podamos ver objetos a nuestro alrededor, ya que la luz visible es reflejada por los objetos y entra en nuestros ojos.

INTERESANTE:   La teoría de la relatividad de Einstein: explicada para toda la familia

Finalmente, la radiación electromagnética también puede ser transmitida a través de la materia, lo que significa que la energía de la onda se mueve a través del objeto sin ser absorbida o reflejada. Este proceso es lo que permite que las ondas de radio y los rayos X puedan atravesar el cuerpo humano sin ser obstaculizados.